La corrupción de Manuel Aguilar Ortega, a través del binomio funcionario-empresario

La corrupción de Manuel Aguilar Ortega, a través del binomio funcionario-empresario

He aquí navegando en las aguas de la corrupción que tienen su origen en las administraciones felixista-borgista, donde algunos de sus tripulantes con caretas de honorables y honestos, aún se niegan a dejar de exprimir la ubre marina; debaten supuestos derechos en lo político y en lo legal para mantenerse como proveedores en el Gobierno del Cambio, con base en la colusión, el conflicto de intereses, la simulación de operaciones, la asociación delictuosa y el saqueo al erario de Quintana Roo.

A propósito de las acusaciones del empresario chetumaleño Jesús Emir Oliva Sabidos, en contra del Oficial Mayor Manuel Alamilla Ceballos, en relación a que en su caso incurrió en “abuso de autoridad” y “ocultamiento de información” al darlo de baja del padrón de proveedores, los dimes y diretes que se registraron ayer en una conferencia de prensa entre él y personal del gobierno, así como el curso que tome el caso en mención; es menester sacar a flote quién es, con quiénes está asociado, y la red de complicidad del supuesto afectado. Digo, para que no insulten la inteligencia de nadie.

En los sedimentos marinos, mueve sus tentáculos el principal socio, el verdadero dueño de la empresa Administradora Gráfica Aguiheroli S.A  de C.V., el ex secretario de Salud Manuel Aguilar Ortega, quien además creó dos empresas más para facturar al Gobierno del Estado, Punto Gráfico Comunicación Visual, e Imprenta y Serigrafía Galibran, las últimas dos (por lo menos) con direcciones de domicilios particulares.

Ahora con el manto del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), antes protegido por grupos priistas, en todos sus encargos en la administración pública, Manuel Aguilar utilizó a las tres empresas para hacerse de millonarios recursos con licitaciones a modo, turnándose la asignación de las compras, y generalmente sin entregar el total de los productos o servicios cotizados; quien siempre dio la cara en su socio, supuesto empresario, Jesús Emir Oliva Sabidos, ambos bajo la protección legal del abogado Leopoldo Zavala Esquivel, a quien también se le relaciona con MORENA.

En complicidad y teniendo como Coordinador Administrativo de la Secretaría de Salud (SESA) al ex funcionario investigado, Raúl Rolando Aguilar Laguardia, también defendido por Leopoldo Zavala Esquivel, Manuel Aguilar tan sólo en 4 meses (septiembre a diciembre de 2013) facturó alrededor de 7 millones de pesos a la SESA con su empresa Gráfica Aguiheroli S.A. de C.V.  

Manuel Aguilar tiene muchas cuentas que rendir a la sociedad quintanarroense, lo anterior tan sólo es un ejemplo, hay que agregar el resto facturado a la SESA con sus tres empresas y en su paso como funcionario en la Secretaría de Educación, en el DIF, en la SINTRA, y en el CONALEP. La Secretaría de la Contraloría está obligada a revisar a fondo.

Y por si fuera poco, llama la atención que pese a las acusaciones de Jesús Emir Oliva Sabidos contra el Gobierno del Cambio, de Enero a Octubre del año en curso, la empresa Administradora Gráfica Aguiheroli S.A. de C.V facturó casi 800 mil pesos a la SESA en complicidad con la  ex Coordinadora Administrativa, Martha González Castillo, señalada también por la jugosa venta de plazas.

Esto de que se calienta, se calienta. Esta historia marina aún tiene muchos capítulos por contar.

Léanos también, véanos y escúchenos en www.quintanaroohoy.com y en Bestia Grupera Chetumal 99.3 Fm en Facebook de lunes a viernes de 7 a 8.30 am

Por: Joaquín Pacheco Castro

@MaretazoPacheco @maretazoMx 

17/10/17