Germán Parra, próspero empresario limonero, a costillas de los dineros del campo. Como subsecretario de Agricultura de la SEDARU borgista, desvío mil 800 millones en el 2016.

Germán Parra, próspero empresario limonero, a costillas de los dineros del campo. Como subsecretario de Agricultura de la SEDARU borgista, desvío mil 800 millones en el 2016.

Sigue la mata dando en el campo. El también ex diputado y ex presidente municipal en José María Morelos, Germán Parra se blindó con el erario público. A decir de los caballitos de mar, puso en lista hasta los ejidatarios muertos para justificar el uso de los recursos de los programas para el cultivo de maíz, frijol, chigua y caña. Así como supuestos apoyos para la construcción de viviendas, adquisición de maquinaria, y proyectos de infraestructura.

Se desviaron unos mil 800 millones de pesos del presupuesto del 2016 (aún no se revisan los años 2014 y 2015, donde se aplicaron 5 mil millones de pesos); las autoridades tendrán que investigar quiénes integran y cómo operó esta red de corrupción; Germán Parra y sus cómplices implantaron datos de credenciales de elector y firmas que no corresponden a los campesinos en lista. Delincuencia organizada y lo que sigue.

En el azul profundo, como no soy bodega para guardarme nada, sepa usted que la corrupción en el campo es de tal magnitud, que puede naufragar incluso alguno de los actuales subsecretarios de la SEDARU.

Por: Joaquín Pacheco Castro