A Carlos Mario Villanueva Tenorio le rondan las golondrinas en el Partido Encuentro Social (PES); asumiría la dirigencia estatal su mejor activo electoral, Gregorio Sánchez.

A Carlos Mario Villanueva Tenorio le rondan las golondrinas en el Partido Encuentro Social (PES); asumiría la dirigencia estatal su mejor activo electoral, Gregorio Sánchez.

Al abordaje con destino al proceso electoral  2018, para renovar los 11 cabildos y los escaños en  las cámaras alta y baja, todo indica que el PES ajustará en breve sus comités estatal y municipales.

Y para ello, escogió a Gregorio Sánchez, quien sustituiría como dirigente estatal al diputado Carlos Mario Villanueva Tenorio, con el fin de agitar más las mareas para posicionarse mejor en Quintana Roo.

Empero, no todo será bonanza, el ex presidente municipal de Benito Juárez, necesitará hacer alianza en el sur para tirar anclas con el titular de la SEDARU, Pedro Pérez Díaz, segundo activo electoral estatal del partido, a partir de los comicios 2016. De la competencia: Un PRI sin brújula marina; un PRD con una embarcación haciendo agua; un Verde que va viento en popa con el erario público de Cancún; un PANAL que quiere navegar sin alianzas; MORENA por rescatar  a los náufragos priistas; y en el azul profundo, un PAN que coadyuva desde el Congreso a sostener la gobernabilidad en la entidad, ante el río revuelto en el gabinete legal y ampliado del poder ejecutivo.

Como no soy bodega para guardarme nada, en las mareas rojas, sepa usted que pronto vendrán en cascada los cambios de delegados federales.


Por: Joaquín Pacheco Castro