Planea Uber 10 mil vehículos en 6 meses; no acepta restricciones

Planea Uber 10 mil vehículos en 6 meses; no acepta restricciones

La empresa no acepta que el Instituto de Movilidad, que se quiere crear, establezca cuantos vehículos puede tener

Considera que debe ser la oferta y la demanda la que lo reglamente

La iniciativa de Ley de Movilidad establece que el Instituto da los permisos a los automotores

Y que esos permisos se basan en criterios de movilidad y competencia económica, entre otros

Hugo Martoccia

La batalla entre Uber y los diputados por la Ley de Movilidad suma un nuevo capítulo.

La estrategia de la multinacional es que en los próximos seis meses, si se aprueba la Ley tal cual como ellos quieren, multiplicarán por 10 el número de socios conductores, por lo que llegarían a los 10 mil vehículos en las calles.

Si llegan a ese número, serían más los conductores de Uber que los taxistas en Cancún. Según el Sindicato Andrés Quintana Roo, hay casi 8 mil taxis en el municipio.

Pero la idea de Uber es ir más allá.

Al menos, eso fue lo que dijo hoy en conferencia de prensa el gerente general de la empresa en México y el Caribe, Federico Ranero, quien anunció que podría multiplicarse por 10 el número de socios conductores.

Actualmente, dijo, Uber tiene poco más de 1000 socios conductores en Cancún, y 113 mil personas tiene instalada la aplicación.

LAS RESTRICCIONES DE LA LEY

A simple vista, 10 mil Ubers y 7 mil taxistas podrían no encajar en los criterios de movilidad y competencia económica a los que debe ceñirse el Instituto de Movilidad para autorizar su circulación.

Esos criterios los debería aplicar tanto para dar un dictamen técnico previo a la autorización de la plataforma, como para dar los permisos de circulación a cada vehículo.

Para que quede claro. La iniciativa de ley dice que el gobernador da la autorización a la empresa, previo dictamen técnico del Instituto. Pero una vez otorgada la autorización, es el Instituto el que expide los permisos de cada vehículos, los cuales se renuevan anualmente.

O sea, está en manos del Instituto determinar el número de vehículos que tendrán autorización para trabajar.

UBER NO QUIERE LIMITACIONES

Pero esta situación no es aceptada por Uber.

El director de Comunicación de Uber en México, Carlos Olivos, dijo que eso va en contra de la propia razón de ser de la plataforma.

“En el momento que tu restringes el número de vehículos, te estas convirtiendo en un taxi”, dijo a La Opinión, “este modelo es completamente distinto, no le puedes poner un número de vehículos”.

Aseguró que el propio conductor sabe cuándo puede o no seguir ofreciendo el servicio, porque es la oferta y la demanda la que rige el mercado.

“La necesidad de transporte existe y va a seguir existiendo. El mismo socio conductor va a decidir cuando prender o apagar la tecnología”, dijo.

La oferta y demanda, dijo, “es el principio básico no sólo de Uber, sino de cualquier plataforma de economía colaborativa”.

(La opinión)