Las lágrimas de Nicole Kidman en Cannes

Las lágrimas de Nicole Kidman en Cannes

Más de una década de matrimonio y dos hijas son suficientes motivos para que la chispa de amor entre Nicole Kidman y Keith Urban nunca se apague.

La ganadora de un Oscar por Las Horas ya había pisado esta edición el Palacio de Festivales de la Croisette junto a Elle Fanning, pero esa noche apareció en la alfombra roja junto a su marido en el estreno de su nueva película The Killing of a Sacred Deer. Vestida para brillar, Nicole Kidman desplegó todos sus encantos con una falda de tul de seda de Calvin Klein inspirada en una bailarina y derramó más de una lágrima.

Abrumada por la ovación a su llegada, Nicole invitó a que se sumará su marido, Keith Urban, a su apoteósico desfile. Fue entonces cuando las lágrimas afloraron en sus mejillas. Como si se tratara de un cuento de hadas, allí estaba su príncipe besándo la mano de su princesa. Durante el prestigioso evento, Nicole no dudó en gritar a los cuatro vientos lo "afortunada" que se sentía de estar casada con el cantante. Eran el vivo retrato del amor y la felicidad, una escena que recuerda a la que protagonizaron en 2013 y que demuestra que nada ha cambiado cuatro años después.

Claramente, la estrella también compartió un abrazo con su co-protagonista en la película, Colin Farrell, pero estaba claro que esa noche sólo tenía ojos para Keith Urban. "Keith y yo siempre decimos que somos tan afortunados de tenernos el uno al otro". "Vamos a cumplir el undecimo aniversario de boda, doce años juntos, y eso es algo grande.

Nuestra relación se basa en el compromiso absoluto, la bondad y el deseo de protegernos y ayudarnos mutuamente". Keith y Nic, que son padres de dos niñas, han confesado que su prioridad siempre ha sido su familia. "Estoy criando a dos niñas de seis y ocho años de edad que están en la escuela por lo que sólo hay una cierta parte del tiempo que puedo trabajar. Mi vida familiar es lo más importante para mí, así que no la voy a poner en peligro".

Pese a que tiene claras sus prioridades como esposa y madre, la actriz presenta en Cannes tres películas y una serie. "He trabajado mucho. No tengo que trabajar, lo hago porque sigue siendo mi pasión y es la forma que tengo de expresarme".

La actriz estrena The Beguiled, How to Talk to Girls at Parties, The Killing of a Sacred Deer y la serie de televisión de su amiga Jane Campion, Top of The Lake: China Girl, a quien conoció cuando tenía 14 años. "Basicamente me descubrió", confiesa Nicole, que admite que "en este punto de mi vida intento ser audaz, abierta, probar cosas y apoyar cosas en las que creo". Como su matrimonio con Keith Urban.