Fueron artefactos explosivos los de Barcos Caribe: Loret de Mola

Fueron artefactos explosivos los de Barcos Caribe: Loret de Mola

Tanto en su columna en El Universal, como en su programa en Televisa, el periodista dijo que esa es la información que maneja la PGR

Y advierte sobre el impacto al turismo y la preocupación que genera en la autoridades federales

(La Opinión) (información y fotografías El Universal y Televisa)

La explosión en una embarcación de Barcos Caribe del pasado 21 de febrero, fue generada por un artefacto explosivo, informó hoy el periodista Carlos Loret de Mola, citando fuentes oficiales.

Además, informó que también fueron artefactos explosivos, incluso más sofisticados, los que se encontraron en otra embarcación el 1 de marzo, y que han generado diversas alertas turísticas en contra de Quintana Roo.

El periodista dio a conocer esta información tanto en su columna Historias de Reportero, del periódico El Universal, como en su programa matutino de Televisa “Despierta con Loret de Mola”. Incluso, presentó fotografías de la evidencia que tienen las autoridades.

En su columna de El Universal, Loret de Mola hace una detallada descripción de los artefactos explosivos encontrados, citando una fuente de la PGR que habló en condición de anonimato.

Con respecto al artefacto que provocó la explosión el 21 de febrero, escribió:

“Las autoridades federales, de la Marina inicialmente y luego de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, encontraron pedazos de cartón café con forma cilíndrica de 3 centímetros de diámetro y longitud entre los 8 y los 10 centímetros, al lado de los fragmentos de alambre de cobre y recubrimiento aislante amarillo. Además, los asientos afectados por la detonación tenían metralla pegada y polvos impregnados. Toda la cara de un explosivo de fabricación casera”.

Con respecto a los artefactos encontrados en otra embarcación el 1 de marzo, escribió:

“Este artefacto era más sofisticado: tenía un sistema de iniciación con receptor de señal inalámbrica que funcionaba con pilas AA, el contenedor no era el cartón de papel de baño sino un tubo de PVC que aisló herméticamente los ocho cartuchos de piroblast de 36 centímetros de largo por 3 de diámetro. La carga explosiva era una mezcla de perclorato de potasio, aluminio y ácido bórico”.

Al finalizar su columna, Loret de Mola escribió que “lo que más temen las autoridades es que esté método, que ha tenido un impacto brutal en el turismo de la zona, se replique en otras partes del país”.

Según el periodista, está descartada la primera versión que dio el Gobierno Estatal de que se trataba de un accidente.