PES advierte rompimiento con MORENA; y prepara a Arturo Castro o Chanito para candidatos en Playa

PES advierte rompimiento con MORENA; y prepara a Arturo Castro o Chanito para candidatos en Playa

(La Opinión) (AGENCIA SIM)

Playa del Carmen.- Encuentro Social y Morena están al borde del rompimiento, admitió el delegado nacional del PES, Rogelio Márquez Valdivia, quien anticipó que en Solidaridad lanzarían por su cuenta a José Luis “Chanito” Toledo Medina, Arturo Castro Duarte, José Noya Zárate o a Luis Roldán, como posible candidato a la presidencia municipal.

En entrevista, el ex candidato a gobernador indicó que únicamente esperan confirmar que no se logró la coalición con Morena, para seleccionar a sus propios candidatos.

Otro punto que posiblemente lleve al quiebre es la insistencia en poner al candidato a la primera fórmula al senado, cuando ya se había convenido en poner al regidor Gregorio Sánchez Martínez, con Marybel Villegas en el segundo lugar.

“No se trata del partido, si tuvieran los mejores perfiles, nos sumaríamos; no somos tontos”, explicó. “Pero se había acordado seleccionar a los mejores candidatos, lo que no están respetando, al querer copar todos los espacios”.

“Lo que no queremos es gente que llegue a colgarse de la figura de López Obrador, sino que sumen votos, para que garanticemos una victoria con amplio margen y obtengamos gobernabilidad para el proyecto de nación”, prosiguió.

Márquez Valdivia señaló que la ruptura de debe a que Morena no ha respetado los acuerdos pactados en la distribución de sus candidaturas, en la que Solidaridad le corresponde al PES.

Otro posible candidato, añadió, es Lenin Amaro Betancourt, para diputado federal por el Distrito 1, posición a la que ya es propuesto por el Partido del Trabajo.

El enojo del PES tiene que ver con la designación por parte de MORENA de una candidata para Solidaridad, cuando en el convenio de coalición de los partidos esa posición le corresponde al PES.

Además, la designación de Laura Beristain en MORENA ha generado también enojo en los propios morenistas, al punto de que ya existe al menos una impugnación contra esa candidatura.