SEFIPLAN de Borge pagó casi 1000 MDP de comisiones a un solo banco, y por servicios que se prestan sin costo

SEFIPLAN de Borge pagó casi 1000 MDP de comisiones a un solo banco, y por servicios que se prestan sin costo

Fue al Banco Interacciones

Por cada crédito que pidió, el Gobierno pagó comisiones por “Gestión Interna y Mantenimiento”

A cambio de ello, el Banco brindaba servicios que los bancos prestan sin costo

Según la ASF, con ninguna otra institución financiera se pagaron comisiones de ese tipo

Pidió a la Secretaria de la Contraloría que investigue y sancione

Hugo Martoccia

El Gobierno de Roberto Borge generó un probable daño a la Hacienda Pública por un monto de 962.5 millones de pesos, por comisiones que pagó de manera irregular al Banco Interacciones.

De acuerdo a un informe de la Auditoria Superior de la Federación (ASF) el estado pagó comisiones por “Gestión Interna y Mantenimiento”, las cuales no se pagaron a ninguna de las otras nueve instituciones financieras que le prestaron dinero a Quintana Roo.

Esa “Gestión Interna y Mantenimiento” incluía revisión de cumplimento de requisitos legales para créditos, o seguimiento sobre comportamiento crediticio del estado, entre otros ítems, que normalmente no se pagan, porque son parte de lo que la propia institución financiera ofrece.

Así lo explica la ASF en su informe.

“Se destaca que las actividades que originaron pago de la comisión por Gestión Interna y Mantenimiento correspondieron a las implícitas que cualquier institución integrante del sector financiero realiza por el otorgamiento de créditos”.

“Es importante mencionar que el Gobierno del Estado de Quintana Roo no pagó este tipo de comisiones a las nueve instituciones financieras con las cuales contrató créditos a corto y largo plazos en el mismo periodo en el que obtuvo deuda con Banco Interacciones de 2011 a 2016”.

Pero incluso, el Gobierno no le obligaba a la institución a que rindiera cuentas de su trabajo.

“En los contratos suscritos, el Gobierno del Estado de Quintana Roo y Banco Interacciones acordaron que este último no se obligaba a rendir cuentas o reportar las actividades ejecutadas, por tener el carácter de internas”, dice el Informe.

Todos los contratos se firmaron por medio de la Secretaria de Finanzas y Planeación, que estuvo a cargo, en diversas épocas, de Juan Pablo Guillermo y Mauricio Góngora.

UN NEGOCIO ÚNICO PARA EL BANCO

La ASF descubrió esos contratos en los créditos de corto plazo que el Gobierno de Roberto Borge firmó durante 2016.

“De la revisión efectuada a los gastos asociados de la deuda pública del Gobierno del Estado de Quintana Roo en 2016, se observó que Banco Interacciones, por cada crédito a largo y corto plazos que otorgó al Estado, suscribió un contrato adicional y específico con dicho gobierno, para establecer el pago de comisiones por Gestión Interna y Mantenimiento, y sus incrementos generados por las variaciones en el porcentaje de la Probabilidad de Incumplimiento de Pago”, dice la ASF.

Al buscar en las Cuentas Públicas anteriores, la institución fiscalizadora federal se encontró con que esos contratos se habían firmado desde el inicio de la administración.

Pero el negocio era aún mayor de lo que parece para Interacciones. Porque el Banco cobraba cantidades multimillonarias por esas gestiones, y luego devolvía parte de ese dinero si el estado pagaba puntualmente su deuda.

Entre 2011 y 2015 el estado pagó 2490.3 millones de pesos en concepto de Gestión Interna y Mantenimiento, y el Banco luego le devolvió 1847.9 MDP, porque el pago del estado se realizó puntualmente.

“Se identificó que el Gobierno del Estado de Quintana Roo de 2011 a 2015 suscribió 87 contratos con Banco Interacciones para adquirir deuda pública quirografaria a corto plazo por 28,093.7 mdp y que por cada crédito otorgado, el Estado, mediante el Secretario de Finanzas y Planeación, suscribió de forma adicional el mismo número de contratos por Gestión Interna y Mantenimiento con la institución financiera, por los cuales pagó 2,490.3 mdp de comisión”, dice el informe de la ASF.

“El Gobierno del Estado de Quintana Roo proporcionó documentación soporte, en la cual acreditó que en el lapso de 2011 a 2015 la institución financiera reembolsó 1,847.9 mdp de los 2,490.3 mdp pagados de comisión”.

Por ese motivo, la ASF informó que “se presume un probable daño a la hacienda pública de 2016 por 17.6 mdp y por 944.9 mdp a las correspondientes de 2011 a 2015”.

La ASF aclaró que hizo de conocimiento de esta irregularidad al Gobierno estatal, pero que no se ha definido aún qué atención se le dará al tema.

“En cumplimiento de lo previsto en el artículo 42 de la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación, se hace constar que al cierre de esta auditoría, no fue posible acordar la recomendación planteada al Gobierno del Estado de Quintana Roo ni definir los mecanismos para su atención”, informó la ASF.

(La Opinión)